Rate this post

Las políticas de Facebook están cada vez más orientadas a penalizar los puestos promocionales. ¿Vale la pena, entonces, abrir una página de empresa?

¿Qué significa realmente abrir una página de empresa en Facebook? Sobre todo, ¿han notado las empresas que desde 2013 las políticas de Facebook se han ido orientando cada vez más hacia la mejora de la experiencia del usuario, penalizando los mensajes promocionales de las empresas?

El socialista, en definitiva, quiere que la relación entre usuarios se mantenga en pie de igualdad (como ocurre con el intercambio de información entre amigos) y no desequilibrada (esto sucede cuando aparecen noticias no solicitadas en el tablón de anuncios).

A menos que las empresas “compren” visibilidad con Pago por clic (es el sistema de publicidad en Facebook con el que las empresas pueden publicar mensajes promocionales en la columna derecha de las páginas pagando sólo por los clics recibidos).

Entonces quizás las políticas de Facebook más que defender al usuario quieren obligar a las empresas a pagar por publicidad. Cierto, pero el resultado no cambia.

A continuación se detallan los pasos dados por Facebook para limitar la visibilidad de las empresas:

  • Las noticias publicadas en las páginas de la empresa sólo serán visibles para el usuario si interactúa de forma continuada con ellas dando como, compartiendo mensajes y comentarios;
  •  A la inversa, cuando el usuario no interactúa con el mensaje promocional, ve que su alcance orgánico disminuye cada vez más (es decir, el número de personas que lo leen, independientemente de si lo comentan o no). Esto se debe a que se ha introducido un nuevo algoritmo que pretende penalizar el alcance orgánico de los mensajes promocionales;
  • Se han suprimido los Links Gates, es decir, el contenido que las empresas ponen a disposición sólo de aquellos que dieron su propia Gates. Hoy en día, para tener semejantes, las empresas se ven obligadas a publicar contenidos interesantes;
  • Por último, las empresas postescolares han sido penalizadas, es decir, aquellas con títulos cautivadores que ocultan el contenido de la basura y que se publican con el único propósito de atraer visitantes.

Dicho esto, ¿podemos concluir que ya no es apropiado abrir una página de empresa en Facebook? No exactamente. Las redes sociales ayudan a mantener una relación cercana con sus clientes y a obtener una comparación constante, permitiéndoles responder preguntas como: ¿quiénes son mis clientes? ¿Qué es lo que quieren?, ayudando a definir su propio “arquetipo “, una operación de fundamental importancia para la definición de políticas efectivas de marketing.

Las redes sociales son también fundamentales para la realización del “Content Marketing”.

Un marketing basado en contenidos es aquel que tiene como objetivo obtener productos similares (contactos, información, etc.) con el fin de informar al cliente y, en la medida de lo posible,”resolver un problema”.

Un ejemplo típico es el de las marcas de alimentos que publican en las páginas de Facebook de su empresa recetas para utilizar sus productos.

En este caso, el problema que pretendemos resolver es:”¿qué preparo para cenar esta noche? Facebook también ofrece herramientas para desarrollar el “Llamada a la acción” como sondeos y otros tipos de botones que fomentan la interacción del usuario con la página -llámala- para realizar una acción: haz clic en un enlace, suscríbete a un boletín de noticias, aprovecha un cupón de descuento.

Desde este punto de vista, la política de las redes sociales es aumentar la llamada a la acción, tanto que recientemente se han anunciado otras nuevas. Por último, no debemos olvidar la transmisión horizontal de noticias, es decir, entre usuarios que comparten los mensajes de la empresa, ayudando a difundir sus valores y contenidos.