Rate this post

Más allá de una copia seductora, imágenes cautivadoras o técnicas avanzadas de licitación y optimización, las metodologías de segmentación siempre han sido uno de los puntos fuertes de la plataforma publicitaria de Facebook y no es sorprendente que las herramientas de audiencia personalizada se han vuelto cada vez más refinadas hasta el punto de permitirle planificar fácilmente las campañas web de retarget.

Hoy en día crear una audiencia personalizada en Facebook es una de las ventajas estratégicas que ofrece, en particular, Facebook Business y es una herramienta que te permite mostrar anuncios en los medios sociales más populares del mundo, llegando a los usuarios que ya han emprendido una acción importante para un negocio específico, ya sea visitando una página de aterrizaje específica o comprando un determinado producto. La idea detrás de esto es simple, los usuarios o clientes que regresan son mucho más propensos a comprar o convertir que los usuarios que vienen por primera vez a una página web desconocida.

Cómo crear una audiencia personalizada en Facebook

El procedimiento para crear una audiencia personalizada en Facebook no es muy diferente de crear listas para la reventa de AdWords, con la diferencia de que el contenido publicitario en este caso se distribuye entre las posiciones más destacadas de Facebook. Existen cuatro métodos para crear una audiencia personalizada en Facebook

Archivos de clientes: en este caso, subir un archivo Excel que contenga una lista de clientes (direcciones de correo electrónico o incluso números de teléfono) permite empezar a buscar una coincidencia entre los usuarios de la lista y las personas presentes en Facebook;

Tráfico del sitio web: la creación se basa en la lista de usuarios que han visitado una página específica del sitio o realizado una determinada acción. En este caso, es aconsejable instalar un fragmento de código en el html del sitio y personalizar un conjunto de reglas para determinar los objetivos específicos de los usuarios que visitan las páginas. Este es uno de los métodos más interesantes, para el que existen muchas buenas prácticas. Por ejemplo, lo mejor es crear un segmento específico del público formado por usuarios que hayan visitado un nuevo blog o que hayan visitado categorías específicas de contenidos o secciones del sitio corporativo: estas dos metodologías de segmentación están estrechamente vinculadas a los hábitos y comportamientos de navegación de los usuarios y pueden producir resultados interesantes en términos de compromiso si se apoyan en una comunicación relevante.

Otra buena regla es crear una audiencia personalizada compuesta por todos los usuarios que visitan una página de aterrizaje específica, por ejemplo, vinculada a un producto o servicio determinado o diseñada para una campaña publicitaria específica. Por último, pero no menos importante, es bueno crear una audiencia personalizada también para los usuarios que visitan una página de agradecimiento porque se supone que han completado el proceso de conversión con una compra o con la liberación de un cliente potencial y por esta razón constituyen una audiencia especialmente interesada y proactiva;

Actividades en la aplicación: en este caso la lista se crea sobre la base de usuarios que han interactuado, jugado o con una aplicación o que han realizado acciones específicas con ella; i

Interacciones en Facebook: la lista entre las últimas innovaciones introducidas por Facebook en términos de audiencia personalizada se encuentra la integración del valor del cliente a lo largo de su vida útil. Se trata de una solución adicional para optimizar la audiencia objetivo de una campaña mediante la creación de una audiencia personalizada y llegar a una lista de usuarios similar a los denominados clientes de alto ROI.