Rate this post

Para los consumidores, las mejores marcas son aquellas que ofrecen una comunicación directa y personalizada. ¿Cómo es esto posible?

El volumen de las comunicaciones ha aumentado drásticamente hoy en día, y los consumidores no siempre son capaces de distinguir entre lo que realmente es información útil o comunicaciones dirigidas e interesantes, es por ello que,  los consumidores están cansados de ser dirigidos tanto en línea como fuera de línea por el spam, las promociones y la publicidad. Por ejemplo, según los datos proporcionados por el Informe de experiencia de marketing por correo electrónico 2016 de MagNews, sólo en Italia se reciben más de 900 millones de correos electrónicos cada día, de los cuales 240 millones son mensajes comerciales que contienen ofertas, promociones, descuentos, cupones.

Por otra parte, una gran cantidad de comunicaciones a menudo crea confusión,  molesta a los consumidores y, al mismo tiempo, socava la credibilidad de las marcas. Las reacciones de los consumidores para resaltar el comportamiento y las reacciones de los consumidores con respecto a la gran cantidad de información que reciben es el estudio “Communication Crackdown”, realizado en enero de 2016 por Coleman Parkes Research en nombre de Ricoh Europa. Según la investigación, más de dos tercios de los consumidores están recibiendo información de mala calidad.

Los consumidores afirman que cada vez tienen más dificultades para encontrar información realmente importante

De hecho, los consumidores afirman que cada vez tienen más dificultades para encontrar información realmente importante entre toda la información y esto significa que un 25% de los encuentados, no pueden pagar un plazo, un 34% de los encuentados no pueden determinar exactamente el coste de un servicio y un 39% de los encuentados no pueden aprovechar las ofertas.

En éste sentido, esta situación no es fácil de gestionar si tenemos en cuenta que el 84% de la muestra de la encuesta también manifiesta su voluntad de actuar frente a las empresas si no cambian sus estrategias de comunicación. No es de extrañar, por tanto, que el 69% de los consumidores haya decidido cancelar su suscripción a al menos una lista de correo o que el 18% haya incluso puesto fin a cualquier tipo de relación con la marca en cuestión.

Además, una de cada diez personas se acercó a una autoridad competente para poder detener el bombardeo de comunicaciones irrelevantes y contenido basura, ya que, los consumidores declaran que están principalmente interesados en el contenido relevante para ellos mismos, pero no desdeñan la información o el contenido educativo.

Según el estudio “El imperativo de la personalización para la comercialización de contenidos”, desarrollado por OneSpot y Marketing Insider Group y realizado sobre una muestra de 1500 consumidores estadounidenses, la mayoría de ellos no tienen intención de perder tiempo en una información que no está en línea con sus necesidades o que no es personalizada. Esto demuestra que la calidad y relevancia de la información que reciben los consumidores son aspectos que las marcas no deben subestimar, ya que son precisamente estos factores los que influyen en la propensión a comprar. Fuente: La personalización imperativa para la comercialización de contenidos

Además, el 88% de la muestra considerada opinó que recibir información dirigida y personalmente relevante aumenta positivamente la percepción de marca y el 78% de los encuestados afirmó que las comunicaciones personalizadas ayuda a aumentar la propensión a comprar ciertos productos y servicios.

Estas cifras demuestran la importancia que tiene para las marcas personalizar las comunicaciones y no perder la fidelidad de sus consumidores y, al mismo tiempo, no poner en peligro su propia credibilidad. No obstante, una estrategia de comunicación personalizada debe acompañar al consumidor en todas las fases del proceso de compra. De modo que, las empresas requieren dedicar tiempo al conocimiento de los consumidores como individuos y con hábitos y necesidades específicas. Construir una relación para personalizar las comunicaciones de la marca es por lo tanto muy relevante para los consumidores.