Rate this post

LinkedIn es la única red social de carácter profesional, por lo que los usuarios y las marcas deben tener una comunicación más cuidadosa desde el punto de vista empresarial.

La red social LinkedIn, con una vocación más profesional, tiene como principal objetivo crear redes de contactos con profesionales o empresas de determinados sectores de actuación.

Siendo que es necesario tener en cuenta la imagen que se crea en las páginas, ya sean personales o profesionales, una vez que conseguir una buena primera impresión es la clave para el éxito. Así, existen técnicas que los marketers deben implementar para empezar a gestionar una página de LinkedIn de la mejor manera, destacándose fácilmente del resto de la comunidad.

Actualmente, varios son los usuarios que crean páginas en LinkedIn sólo como currículo digital, lo que facilita la búsqueda de empleo en su área. Utilizar esta red social como un complemento para la comunicación de las marcas es una estrategia a adoptar.

LinkedIn permite contar historias y compartir contenido, por lo que es una fuerte herramienta de transmedia (comunicar en diversos canales creando una sinergia entre todos los canales de comunicación).

Una forma de crear una buena primera impresión es elegir las palabras y el tono adecuado para la pestaña “Resumen”. Aquí, tanto las personas como las marcas deben animar a la interacción tratando de generar una relación con los visitantes de la página.

Si el “resumen” de la persona / marca en LinkedIn no es interesante o no despertar la atención, éste pasará desapercibido. Algo simple que se puede agregar a un perfil en LinkedIn son imágenes y vídeos.

En un aspecto personal, dan una dinámica diferente a la página y las marcas son formas eficaces de pasar testimonios o informaciones importantes. LinkedIn, siendo una red social, tiene un fuerte componente de compartir conocimientos, es decir, permitiendo así compartir enlaces redireccionados a blogs y sitios web.

La verdad es que cuanto más pertinente sea el contenido compartido mejor será la reputación del usuario o de la marca, logrando aumentar su red de contactos y llegar más lejos en determinados casos. La buena gestión de un perfil de LinkedIn confiere a los usuarios la posibilidad de crear nuevos contactos y desarrollar una buena reputación en línea.