Rate this post

Uno de los grandes daños colaterales del Diseño Responsivo pasa por la generalización de los diseños que agravan la similitud entre sitios web.

Este factor se relaciona con la creciente utilización de programas de Framework como bootstrap. Sin embargo, no debemos culparlo singularmente.

La gran evolución en la personalización de WordPress junto con la explosión del mercado de plantillas y temas, en muy dificultan la industria de la programación y la creatividad en el desarrollo de proyectos innovadores y diferenciadores. Sin embargo, ser similar tampoco es propiamente malo.

Esto es porque a lo largo de los años hemos cambiado en mucho la forma en que consumimos la Web, de la que resulta el origen de varios patrones de UI Design. Tendemos en cuenta la funcionalidad de checkout en un sitio de e-commerce. Siempre será un checkout y debe funcionar como tal.

Lo mismo pasa con el sistema de login. Por ejemplo, un sitio de comercio electrónico ciertamente no estaría bien con una sola página con scroll infinito. El briefing debe por lo tanto ser estudiado y comprendido para resolver todas las cuestiones de la mejor manera posible, manteniendo siempre como prioridad la usabilidad y eficacia.

No existe la real necesidad de reinventar la rueda. Los estándares de UI deben, en su esencia, conducir a los usuarios a través de experiencias suaves, de rápida percepción e interpretación.

 

En boga, están también las “animaciones ricas” fruto de la evolución del CSS3, cada vez más utilizadas con el propio objetivo de enaltecer una historia, haciendo la experiencia del usuario más intuitiva, interesante y agradable.

Sin embargo, la utilización excesiva o incorrecta de las animaciones puede no añadir, personalizar o retratar la historia como se desee y, en este caso, sólo agrega ruido visual haciendo negativa la experiencia del usuario. Hablamos ahora de “micro-interacciones”. Estas ocurren a todos los instantes a nuestro alrededor.

Desde el simple gesto de apagar la alarma de su teléfono móvil a hacer como en esa foto gira del gato de la amiga, está en realidad interactuando con la interfaz. Las micro-interacciones se convirtieron en “virales” en la concepción, desarrollo y realización de cualquier proyecto de diseño.

El perfeccionamiento de estas interacciones pasó a estar en el “top of mind” de todos los proyectos de Diseño Digital. Gradualmente, estas acciones conducen a los usuarios por un camino centrado en la experiencia.

Este concepto de hacer los dispositivos más parecidos a los humanos en momentos específicos es la clave para la comprensión y aceptación de la usabilidad. En 2014, Google lanzó un nuevo proyecto llamado Material Project: Una alternativa rica para el Flat Design.

El proyecto consiste en la utilización de efectos de sombra y nuevos conceptos de movimiento y profundidad con el propósito de crear modelos y ambientes más realistas para el usuario. Siendo así, podemos decir que su principal objetivo es crear un diseño limpio y modernista concentrado en el UX.

Esta tendencia ha sido cada vez más adoptada y aplicada en los diversos sectores y, si en la esencia de la cuestión, planteamos en primera línea de preocupación la Experiencia del usuario, entonces esta alternativa debe ser más trabajada y perfeccionada.

Veamos ahora la moda de las modas. Sí, estoy hablando del Diseño Responsivo. Seguro será decir que se ha vuelto increíblemente popular en los últimos años debido al enorme aumento del uso de Internet móvil. Sin embargo, ¿es pretencioso decir que no va a sufrir una evolución significativa en breve?

Al fin y al cabo, representa una forma relativamente simple y barata para las empresas de construir un sitio de dispositivo amigable totalmente funcional. Obviamente, el Diseño Responsivo  trae algunos problemas si no es desarrollado correctamente, siendo que su desempeño es obviamente el más importante.

Es justo señalar que el Diseño Responsivo  se ha vuelto menos tendencia y más una práctica que ayudó a los diseñadores a encontrar formas más inteligentes de evitar problemas de velocidad. No hay ninguna duda en cuanto a su utilidad y versatilidad, pero debe ser extremadamente rápido.