Rate this post

El Black Friday, tiene un impacto extremadamente positivo en los E-commerce, sin embargo, para que sea un éxito es crucial percibir cómo manejarlo de la mejor manera.

El Black Friday es ampliamente conocido como un día de descuentos en todo el mundo y la mejor fecha para hacer compras por Internet. Esta tradicional fecha americana que se celebra el pasado viernes de noviembre (después del feriado de Acción de Gracias), es ya la mayor promoción de e-commerce del mundo.

El Viernes Negro es increíblemente beneficioso y rentable tanto para los administradores de e-commerces como para los clientes. Sin embargo, y para que la fecha sea un éxito, es vital que los emprendedores de e-commerce se preparen adecuadamente para responder a la enorme demanda que se ha verificado en este día. En este día de tanta agitación:

a) No subestimar el tráfico

Uno de los mayores errores cometidos por los e-commerces o tiendas en línea es precisamente, subestimar el tráfico que se genera en el Viernes Negro.

Es muy importante que los administradores de estos sitios web puedan anticipar el número de usuarios y visitantes que puedan acceder al e-commerce en cuestión para poder prepararlo convenientemente para gestionar todo el tráfico.

Cuando no se tiene este cuidado, se corre el riesgo de que el sitio web comience a fallar, pudiendo incluso entrar en colisión lo que es extraordinariamente caro.

Otra consecuencia es que puede aumentar excesivamente el tiempo que la página lleva a cargar los contenidos, imágenes, etc., alejando a los usuarios.

El mejor en estas situaciones es estimar el número de tráfico que podrá ser generado y luego triplicarlo o cuadriplicarlo, pues sólo así se podrá estar sobre-preparado y evitar todos los posibles problemas que puedan venir.

b) No hacer optimización para dispositivos móviles

La mayoría de los sitios web optimizan los blogs, portadas, páginas de inicio, homepages, etc., para dispositivos móviles, sin embargo, muchas veces pone de lado las páginas de compra en este proceso, pues vulgarmente las personas pueden buscar el producto en el proceso el dispositivo móvil pero luego terminan por comprar vía escritorio. Sin embargo, es de destacar que no es esto que sucede en el Viernes Negro. En el Black Friday, un gran porcentaje de los usuarios acaba por efectuar la compra vía dispositivo móvil por ser la forma más rápida de hacerlo y para no correr el riesgo de perder la oportunidad en cuestión. Por este motivo, es extremadamente importante que las páginas de compra estén mejoradas para dispositivos móviles.

Resultado de imagen para black friday electronico

 

c) El Check out no puede tardar demasiado tiempo

Los compradores del Viernes Negro, generalmente quieren finalizar rápidamente su compra y seguir para el próximo producto. Si hay demasiados pasos a lo largo del check out, fácilmente se perderá la atención de estos clientes.

Por otro lado, la verdad es que, también para el administrador del e-commerce, es beneficioso que la compra sea efectuada de forma poco demorada pues con la cantidad de tráfico generada, cuanto más rápido sea el proceso, mayor será el número de ventas .

d) Ofrecer opciones extra para regalos

Es importante que los administradores de e-commerce, aprovechen el hecho de que el Black Friday esté cerca de las vacaciones de Navidad.

La mayoría de los usuarios en esta época del año, están comprando regalos, por lo que es muy ventajoso que las tiendas en línea tengan un plan de presentación de artículos complementarios.

Por ejemplo, si un usuario compra unas botas, ¿por qué no enviar una imagen de un vestido, que ya muchos otros usuarios compraron para combinar con esas mismas botas?

Lo ideal es no enviar estas sugerencias de forma excesiva, porque puede volverse aburrido para los compradores, pero moderadamente, aumentará ciertamente el valor de los pedidos actuales.

Concluyendo, invertir en tácticas y adoptar estrategias que ayuden a soportar el alto volumen de tráfico generado en esta fecha, es extremadamente ventajoso para cualquier e-commerce.