Rate this post

El posicionamiento de los sitios de comercio electrónico en Google sigue las mismas reglas que el posicionamiento normal de cualquier otro sitio. Sin embargo, hay una serie de peculiaridades que distinguen los resultados y procedimientos adoptados.

Aunque no hay falta de puntos en común (por ejemplo, las plataformas CMS, que se pueden utilizar para construir un sitio en lugar de un comercio electrónico), la arquitectura de contenido también conduce a una concepción diferente de la estrategia de SEO.

La diferencia básica radica en la oferta: mientras que un sitio normal ofrece servicios o categorías de productos, un sitio de comercio electrónico vende casi exclusivamente productos individuales, cada uno con su propia página web.

Las consecuencias para el posicionamiento de Google en Google se derivan principalmente de las herramientas. La elección de palabras clave podría seguir las mismas reglas.

Los medios disponibles serán cambiados: en el sitio web normal se utilizarán las páginas de los servicios, optimizadas en clave SEO según una lista definida de palabras clave.

En el sitio de ecommerce, puesto que no hay servicios, los encabezados de categoría de producto tendrán que ser utilizados. En ambos casos, las palabras clave primarias y secundarias deben trabajar en paralelo.

CALIBRACIÓN DE LA PALABRA CLAVE PARA POSICIONAR UN SITIO ECOMMERCE

La planificación del posicionamiento de un sitio de comercio electrónico en Google es el primer paso para llegar a la cima. Deberían evaluarse cuidadosamente las (pocas) palabras clave y las palabras clave secundarias que se han de seleccionar.

En particular, las palabras clave secundarias podrían coincidir con los nombres de los productos,”pintura azul no tóxica para uso al aire libre”,”pintura amarilla para automóviles”,”pintura repelente al agua para barbacoas”, etc.

Este es el caso de muchos sitios de comercio electrónico, cuya suerte se juega en la gran cantidad de artículos, materiales o accesorios.

Sin embargo, no debe olvidarse lo importante que es insertar una descripción de al menos 150-200 palabras por producto (350 palabras para los encabezamientos de categoría). Posteriormente, puede aumentar el tráfico con la apertura de una sección de noticias o blog dentro del sitio.