Rate this post

Escribir artículos para sitios web no es una operación trivial.

Al publicar un sitio web, se debe tener mucho cuidado con el contenido. Un sitio pobre, poco informativo, simplemente ilustrativo, difícilmente atraerá la atención deseada de los usuarios.

Los portales altamente informativos, en relación con el tema del propio sitio, son muy apreciados, ya que cuanto mayor sea la profundidad del análisis, mayor será la calidad percibida.

Si estoy interesado por ejemplo en tener información sobre mi deporte favorito, vamos a hacer un caso de ciclismo, voy a navegar por la web, a través de los motores de búsqueda o directorios, con el fin de rastrear el sitio que me parece realmente se ocupan de este tema.

Siguiendo en el ejemplo, un sitio de este tipo deberá completarse con secciones relacionadas con la dieta del ciclista, la actividad formativa, las rutas y quizás también con noticias sobre el ciclismo amateur y profesional, con los cursos previstos en las distintas carreras, los participantes, etc.

Del mismo modo, un sitio web relacionado con un hotel sólo será serio a los ojos del usuario si respeta los honorarios reales de seriedad, es decir, si pone de relieve todos los aspectos interesantes para un posible cliente, en primer lugar los precios, a continuación, la descripción de las habitaciones, servicios, la zona, etc.

Evitar la inserción de una sección para tratar de animar al usuario a ponerse en contacto directamente con el hotel será difícil de encontrar un movimiento adecuado, ya que los usuarios de la World Wide Web prefieren información clara, precisa, inequívoca y quizás personal.

¿Cuánto en un sitio de Internet se debe mostrar la composición “humana” real?

En este sentido, sólo mencionamos el hecho de que cada vez más portales, sobre todo en América, tienden a hacer el sitio personal, con una descripción detallada de los propietarios, fotografías reales e incluso videos de bienvenida realizados por el personal.

¿Cuál es una tendencia realmente beneficiosa?

Estamos viendo, pero la impresión es ciertamente positiva porque una cosa está clara: todos en el mundo pueden crear un sitio web, incluso empresas fantasmas o similares. El repertorio de clientes pasados, la historia, los mensajes personales realmente pueden hacer la diferencia entre un sitio web simplemente lindo y un sitio exitoso.