Rate this post

El sitio web está lleno de artículos y tutoriales que explican cómo evaluar su sitio. Es una lástima que nadie haya pensado en dirigirse a los no profesionales que hablan del mismo tema sin decirles complicados programas de software y plugins.

También porque estas herramientas a menudo hacen un trabajo sectorial, es decir, analizan un rendimiento particular (velocidad de carga de la página, enlaces rotos, etc.).

También aprovechamos la oportunidad y tratamos el tema con el reciente artículo sobre 5 herramientas para analizar sitios y blogs.

Es importante recordar, sin embargo, que antes de todo siempre puede haber un primer análisis empírico, basado en la experiencia y el sentido común. En este post queremos darle una información directa para reconocer inmediatamente las fortalezas y debilidades de cualquier sitio, suyo o de la competencia.

1) VALORAR EL SITIO WEB DE PROCESO A NIVEL DE COMUNICACIÓN

La primera prueba empírica que podemos hacer para evaluar nuestro sitio web es centrarnos en la comunicación y específicamente en los textos.

La idea de que nadie lee mientras navega está equivocada, basta pensar que Google es un motor de búsqueda semántico y su funcionamiento depende en gran medida de las palabras. Centrémonos en los lemas, pagos, títulos, subtítulos y textos de la página principal, páginas de servicio y la página

Man using laptop in cafe

 

2) Tecnología móvil

Es aquí donde jugamos nuestra capacidad de persuadir y convencer al usuario que encontró lo que estaba buscando. Si es cierto que cada vez más gente navega desde los dispositivos móviles (pastillas y teléfonos inteligentes en primer lugar), esto significa que una gran parte de nuestro tráfico llega -o podría llegar- desde estos dispositivos.

Una comprobación empírica para evaluar la calidad de su sitio es conectarse desde su teléfono móvil u otras herramientas compactas (por ejemplo, lectores con acceso a Internet).

Por lo tanto, evaluamos la navegabilidad y usabilidad de nuestro sitio móvil observando si las páginas se abren correctamente y si los contenidos están alineados con las imágenes y textos en el lugar correcto con respecto al tamaño de la pantalla.

3) VALORAR EL PROPIO SITIO PARA LÍDERAR

La generación de prospectos es o debe ser el objetivo de cualquier negocio en línea. Esta fórmula indica la conversión del visitante de usuario a cliente. La compra de un producto, la compilación de un formulario, la reserva de una habitación, todos estos son leads que deben ser generados gracias al sitio. Es esencial ponerse en el lugar del usuario y analizar con ojo crítico el camino que nos lleva a liderar. Tratamos de realizar una compra o enviarnos un correo electrónico y nos preguntamos si estamos satisfechos con la puntualidad y facilidad con la que hemos resuelto nuestras dudas. Una vez más, las sorpresas no faltarán!