Rate this post

Más que un colorido botón, la llamada a la acción es el elemento clave de una exitosa campaña de marketing entrante. Ganar aprendiendo a correr más despacio Ingredientes del marketing digital para catering un mensaje único, generalmente compuesto de un verbo imperativo para incentivar su fuerza, transmitido a través de un botón con colores contrastantes o un visual seductor con un texto superpuesto para captar la atención de los usuarios.

Cada estrategia de marketing entrante no puede separarse de una llamada a la acción por la sencilla razón de que es el cada sitio web tiene su propia llamada a la acción, desde los sitios web clásicos registrados hasta formas cada vez más complejas de participación de los usuarios (suscripción de suscripciones, descargas, donaciones o la compra de productos y servicios).

 

Sin embargo, hay otras acciones que entran dentro de la definición de llamada a la acción secundaria, como una invitación a leer un artículo, o más banalmente a seguir una marca o empresa en las redes sociales o a compartir contenido en sus perfiles de Twitter o Facebook, una acción que requiere que el usuario haga un esfuerzo menor, pero no por esta razón carece de valor.

La integración de la llamada a la acción primaria y secundaria resulta en un equilibrio armonioso entre las prioridades de navegación para apoyar los objetivos empresariales. Ya sea un sitio web, un DEM o una página de aterrizaje, una llamada a la acción efectiva necesita un contenido claramente articulado, capaz de atraer y atraer la atención del público objetivo y proporcionar valor añadido al usuario.

Cualquiera que sea el objetivo de marketing detrás de una llamada a la acción – desde la adquisición de plomo hasta la recepción de una donación, pasando por la compra en línea a veces es aconsejable distinguir el proceso de conversión del usuario en múltiples etapas, cada una con un valor añadido específico.

Un ejemplo típico es el de las empresas que ofrecen seminarios web y documentos técnicos una de las fuentes de conocimiento más compartidas en la red, para descargar después de que se haya publicado la dirección de correo electrónico, a la que se enviarán los DEM específicos destinados a la compra de un determinado servicio o a la suscripción de una versión demo.

En este proceso, el contenido y la búsqueda constante de valor añadido juegan un papel fundamental. Garantizar una alta tasa de conversión a la acción significa centrarse en tres aspectos estratégicos clave: la copia, el diseño y las pruebas.

El uso de un lenguaje sintético, simple pero capaz de implicar

Es el ingrediente fundamental para una copia exitosa, una llamada a la acción efectiva debe describir claramente la razón por la que un usuario debe ser inducido a realizar la acción deseada utilizando una copia persuasiva y clara basada en una petición unívoca, la atención se centra indudablemente en la voz imperativa que invita a hacer clic, pero la copia asume un papel fundamental también en la definición del contexto en torno al cual se está trabajando.

Junto a la copia, el aspecto visual es un factor esencial para el éxito de una llamada a la acción, en efecto, en la mayoría de los casos es el elemento de identificación por excelencia, botones, formas originales, flechas, colores contrastantes, son las características más comunes de una llamada a la acción diseñadas para atraer la atención de los usuarios y aumentar la tasa de conversión; además, el posicionamiento de estos botones tiene una cierta importancia estratégica, obligar a los usuarios a una excesiva Finalmente, las pruebas.