Rate this post

El interés de los profesionales del marketing de contenido visual ha crecido exponencial-mente en los últimos dos años y las marcas y empresas han recurrido cada vez más a la comunicación visual para involucrar a los clientes potenciales y fidelizar a los clientes adquiridos. Una imagen, posee ventajas claras e innegables, desde la inmediatez, el potencial viral y estratégico, hasta la capacidad evocadora e inspiradora.

Es con tal conciencia que el Instituto de Marketing de Contenidos ha recopilado en un libro de visitas algunos de los casos más interesantes para guiar a las empresas y profesionales de marketing a aprovechar lo mejor del marketing de contenido visual.

Hay muchas maneras de aumentar el compromiso del usuario a través de un contenido exquisitamente visual: un vídeo explicativo que ilustra de forma fácil e inmediata el uso de un determinado producto o el funcionamiento de un determinado servicio o el uso de escenarios -reales o creados digitalmente- coordinados con conceptos de comunicación altamente creativos, para mejorar la capacidad de una marca para contar historias y evocar emociones.

Esta última opción abre un número infinito de posibilidades para una marca: el visual adecuado no sólo puede entretener e implicar, sino que también puede humanizar una empresa, fomentando la interacción y el sentido de pertenencia con la base de clientes.

 La “publicidad en vídeo”  ¿Por qué es útil ?

La revolución del vídeo móvil y la publicidad en línea, sólo se refieren a vídeo cuando se habla de marketing de contenido visual. Las empresas han comprendido desde hace mucho tiempo la importancia de las imágenes, especialmente en las estrategias de comunicación en los medios sociales. Ya sea un meme, un GIF o un visual creado, las imágenes pueden realizar diferentes funciones y disparar diferentes niveles de interactividad en los que vale la pena vivir.

No hay duda, de hecho, de que existe una clara diferencia entre la apreciación manifestada por un usuario que hace clic en’ Me gusta’ después de ver un post acompañado de una foto y las motivaciones que impulsan a un usuario a compartir un determinado visual con su red de amigos y amigos. El contenido necesita ser analizado específicamente, precisamente para evaluar su efectividad frente a los objetivos -aumentar el’ Me gusta’ o compartir- y la funcionalidad de su formato.

La creatividad es un factor esencial a tener en cuenta para el éxito de una estrategia de marketing de contenido visual. La creciente necesidad de disponer de formatos atractivos, diseñados específicamente para las redes sociales y plataformas en las que tendrán que ser entregados, ha favorecido la difusión de múltiples herramientas -incluso gratuitas- que permiten a quienes no son diseñadores profesionales visualizar de forma sencilla e inmediata imágenes funcionales y, por tanto, crear imágenes originales para una marca.

¿Por qué existe esta tendencia?

La ciencia parece estar respondiendo a favor del marketing. Las imágenes son preferidas porque nuestro cerebro tiende a recordar el 80% de lo que ve y el 20% de lo que lee; además, el 93% de la comunicación humana es no verbal, considerando que el 90% de la información transferida a nuestro cerebro es visual. Por otro lado, llamar la atención sobre el contenido visual de quienes lo crean no es difícil, ya que basta con utilizar una paleta de colores fuertes que recuerde la marca y utilice hasta tres fuentes para encabezado, títulos y texto de cuerpo.