Marketing multicanal: el reto esta abierto.

¿Qué es el marketing multicanal y cómo las empresas necesitan cambiar su enfoque estratégico para comunicarse con su público objetivo?

El marketing multicanal es el desarrollo de una estrategia que puede moverse a través de múltiples canales con una lógica integrada y coordinada en un enfoque radicalmente opuesto a lo que antes se llamaba rociar y rezar. Existe mayor atención y control de todos los canales en los que están presentes sus clientes, mayor soporte a los medios elegidos por su público objetivo, una interacción más frecuente y calibrada en la forma de hacer más cómodos a los usuarios.

La mayoría de las veces oímos hablar del marketing multicanal, pero ¿qué significa exactamente para las empresas y cómo ha cambiado la manera de interceptar las necesidades de su audiencia y adquirir nuevos clientes? Vivimos en una época en la que el mercado es líquido y los consumidores están más acostumbrados que las marcas y las empresas a moverse entre múltiples canales y plataformas digitales y a procesar sus decisiones de compra en un escenario caracterizado por una compleja vastedad de conversaciones e impulsos en modo multidispositivo.

Una herramienta clave para las empresas.

El marketing multicanal es ya una parte activa de las herramientas de marketing a disposición de las empresas y es probable que ya las utilicen sin ser plenamente conscientes de ellas. Piense en las extensiones de anuncios de AdWords -en particular, la extensión clic-to-call- que le permite activar una llamada de prospecto directamente desde un anuncio textual de AdWords, o incluso para sitelinks y extensiones de ubicaciones, que proporcionan información valiosa a través de un simple anuncio textual que explota el potencial de la geolocalización. O piense en las numerosas integraciones entre blog y correo electrónico: muchas empresas ya están acostumbradas a enviar sus correos electrónicos periódicos de base de consumidores en los que vuelven a proponer los artículos publicados en sus blogs. Por último, pero no por ello menos importante, pensamos en la integración entre el escritorio y los sitios móviles, que ahora es cada vez más indispensable – si no inevitable. Pero no sólo eso: planificar una estrategia cross-media también significa que las empresas tienen más oportunidades de recopilar datos y conocimientos sobre sus consumidores y ahorrar tiempo y recursos al concentrar sus energías en una única plataforma que puede distribuir inversiones, contenido y esfuerzos en múltiples canales, en lugar de dispersar sus presupuestos en una pluralidad confusa de herramientas de marketing.

Un reto convincente para las empresas y marcas que necesitan equiparse con tecnologías y lógica avanzadas para perfeccionar la placa de identificación, los datos de proceso y rastrear los resultados obtenidos, sólo de esta manera podrá sacar el máximo partido a sus esfuerzos para satisfacer una evolución multicanal completa.

Una campaña de comunicación no debe limitarse a crear una necesidad y convertir los contactos potenciales en clientes: hoy en día, las empresas deben aprender a guiar a los usuarios a través de un viaje de compra creando conciencia, educando y ganando la confianza del público al que se dirigen.

Por esta razón, el embudo de conversión de antaño ya no es suficiente: el enfoque ganador es de prueba continua, para monitorear constantemente las fases del proceso de toma de decisiones de un cliente potencial, los contenidos más relevantes, los medios a través de los cuales es posible construir una relación basada en la integración de los medios, la autoridad, la fiabilidad y la relevancia de los contenidos.

Existen muchas herramientas para coordinar las actividades de marketing con una lógica cross-media, que facilitan la recogida de datos y targetización y permiten activar campañas cada vez más personalizadas.

 

Vota este post