Rate this post

En el marketing tradicional, generalmente se utilizan anuncios, eventos, celebridades y otros métodos para asegurar prospectos de ventas y experiencias memorables de marca, pero las empresas reconocen que se necesita hacer algo más llamativo que una estrategia para captar el interés de su target.

Es por ello que, las empresas han optado por utilizar el Neuromarketing y las Ciencias Cognitivas para vender más en la web, de allí que, la narración de historias corporativas sea una herramienta clave para establecer una conexión emocional con sus clientes.

Las historias son una poderosa herramienta para difundir y en palabras de  Brian Eisenberg:”Los hechos cuentan, pero las historias venden. En el momento en que cada persona elabora la historia que cuenta, crea una experiencia sensorial personal e influye en la manera de pensar de otro.

Nos conectamos emocionalmente con las historias

Para que la narración sea una arma ganadora, los conceptos complejos se vuelven más fáciles de entender cuando el lector forma una conexión con la historia. Cuando la gente se identifica con los personajes de la historia se logra pintar una imagen mental viva en su imaginación y es posible hacerlos participar en sensaciones y satisfacción física y emocional.

Los compradores potenciales tienden a luchar contra cada mensaje de ventas que se les presenta pero cuando se cuenta una historia, la resistencia es mínima. La historia no es tratar de vender algo o hacer que el lector piense en ello de cierta manera, la narración simplemente muestra lo que le ha pasado a otra persona y permite un final personal para cada lector. En vez de decir lo que es verdad, usa una técnica ofrecida por el director de Hollywood Billy Wilder,”No le digas 4, Dile 2+2. Inclúyelos, y entonces se involucrarán”.

Las historias llevan las proyecciones de ventas fuera del mundo abstracto a algo más real para el lector, en dónde se sienta fuertemente conectado desde un punto de vista emocional, que desarrolle una personalidad en sus historias para llevarla de correo electrónico a correo electrónico. Las historias no son venta ni publicidad. La personalidad de su protagonista es más eficaz a la hora de acercarse a su cliente ideal.

Una historia inventada podría ser más díficil de creer y fácilmente rechazada. Por eso hay que hacer que la historia sea emocionante, atrayente y llena de personalidad. Para establecer una conexión emocional con el  target, el personaje requiere mantener la consistencia a lo largo de toda la historia, extendiendo el vínculo emocional como un valor agregado. No hay que exagerar los resultados, anécdotas u objetivos. Nada puede cambiar más una perspectiva que una historia contaminada con falsedades y noticias falsas.

El éxito del marketing sensorial, son sus historias, es seguir el consejo de Chris Brogan,”Las historias nos enseñan cómo aprender mejor. Tomamos nota de hechos y detalles, y a todos los mantenemos atraídos y conectados con historias.