Rate this post

Valorar las relaciones y dar voz a su marca La indiferenciada gama de información y mensajes derivados de la perenne conectividad de nuestros días hace del contenido mismo una herramienta de influencia para atraer, comprometer y generar acciones relevantes.

Es en esta perspectiva que uno puede entender cómo la integración entre el marketing de influencia y la estrategia de contenido puede acelerar sustancialmente los esfuerzos y la eficacia de un plan de marketing de contenidos para ampliar la audiencia objetivo de una empresa o marca y ganar credibilidad y confianza.

Para integrar la estrategia de contenido y el marketing influyente se necesitan cuatro pasos esenciales: selección, escucha, colaboración, enfoque basado en datos.

La identificación de los influenciadores capaces de activar conversaciones sobre una marca determinada es sin duda la fase más delicada de todo el proceso de integración estratégica.

Se trata de un enfoque exquisitamente humano, basado en la capacidad de entender y definir los intereses de su público objetivo para mapear el llamado viaje del cliente, es decir, la ruta que cada usuario, debidamente insertado en su clúster sociodemográfico, realiza antes de realizar una acción relevante para la marca, como es la compra.

Cada paso del recorrido del cliente, como se indica en un interesante papel Tracackr, varía según el perfil del usuario y está marcado por un contexto específico.

Es en esta fase donde deben identificarse los influenciadores capaces de interactuar y producir contenidos relevantes con respecto a la etapa específica del viaje del cliente. Por ejemplo, la estrategia de contenidos vinculada a un clúster de nuevos usuarios cross-fit será radicalmente diferente del plan de contenidos necesario para implicar al clúster de usuarios cross-fit ya experimentados dispuestos a comprar una determinada marca de zapatillas o equipos deportivos.

Cada fase del viaje del cliente necesita, por lo tanto, un tipo específico de contenido y un influenciador capaz de implicar a los usuarios y de desempeñar un papel activo en el proceso de toma de decisiones. La creación de una asociación exitosa entre la marca y el blogger es el punto focal de una estrategia eficaz de marketing influyente.

GroupHigh ha realizado una encuesta basada en más de 4000 bloggers entre los más buscados por las empresas y marcas; el informe muestra que el 87% de los profesionales del marketing consideran que las métricas más consideradas para evaluar la eficacia de un influenciador son el alcance de la Comunidad formada por cada blogger individual en los medios sociales, seguido inmediatamente por datos -verificados- sobre el tráfico de blogs (75%).

Sólo en tercera posición encontramos un índice cualitativo, es decir, la definición de la audiencia sociodemográfica del blog (50%).

Los bloggers también están involucrados en proyectos e iniciativas de marketing influyentes

De manera bastante uniforme por parte de agencias, marcas o redes; sin embargo -y este es el hecho más importante- la gran mayoría de los bloggers (bien el 79% de los encuestados) prefieren trabajar directamente con las marcas en lugar de acercarse a cifras intermedias como agencias o redes.

Vale la pena recordar que una asociación satisfactoria se logra a través de un proceso de colaboración simple e inmediata y a través de una comunicación directa y personalizada entre la marca y el influenciador.

Una vez identificado, una red de influenciadores puede configurar significativamente la estrategia de contenido de una empresa o marca.

Escuchar activamente a los influyentes es la clave del éxito para identificar conversaciones y tendencias, identificar el contenido de su público objetivo, cerrar la brecha entre la marca y el público objetivo y encontrar nuevas y efectivas oportunidades de participación en tiempo real.