Rate this post

¿Cómo los museos italianos construyen su presencia digital? Aquí están las mayores percepciones y el grado de satisfacción del usuario.

Los que trabajan en el campo de la promoción turística parecen haber comprendido, a estas alturas, el valor potencialmente estratégico de los entornos digitales, incluso cuando el patrimonio artístico cultural de un país debe ser anunciado, sobre todo si el patrimonio en cuestión es el italiano que cuenta con 4976 museos, zonas arqueológicas y monumentos. En resumen, un patrimonio envidiado por muchos y que, aunque lo mires bien, no parece ser valorado como debería.

A pesar de algunas tendencias positivas, como el aumento en 2016 de las entradas a exposiciones y museos (+7%) y al teatro (+4%), cerca del 70% de los italianos no visitan los lugares de cultura cercanos a él y no está presente en el top ten de los museos italianos más visitados del mundo.Los datos son los publicados por el Observatorio de Innovación Digital en Patrimonio y Actividades Culturales que ha dedicado un estudio a la forma en que los museos y lugares de cultura italianos se comunican entre sí.

Los museos italianos prefieren los espacios propios

Salir a la luz es un enfoque clásico de la comunicación y los entornos digitales. De hecho, el servicio preferido de los museos italianos sigue siendo el sitio web, con al menos un 57% de la muestra.

En la mayoría de los casos (42%) se trata de un sitio propio dedicado completamente a actividades museísticas, pero también hay museos que todavía tienen un sitio (15%) o incluso una sola página (17%) dentro de otra institución. La construcción del portal web también en algunos casos no está muy orientada al usuario y adaptada a sus necesidades.

Casi todos los sitios de los museos italianos (78%) tienen, de hecho, la sección dedicada a información y contactos, pero el porcentaje disminuye drásticamente si se considera la sección “Donde estamos” (presente sólo en el 42% de los casos) o las galerías multimedia (sólo el 36% de los sitios tiene una).

Las páginas de inicio de la mayoría de los sitios web de los museos italianos también muestran que algunas operaciones son difíciles de llevar a cabo para el usuario, como la suscripción al boletín (sólo el 22% de los sitios pueden suscribirse) o la compra y reserva de entradas (21%).

Close-up of Man Using Mobile Phone

 

Incluso el acceso a contenidos especiales, como los dedicados a visitantes discapacitados o grupos y visitas escolares, puede resultar difícil en la página web de un museo italiano: sólo el 20% tiene secciones ad hoc y casi la mitad de ellas no tiene otros idiomas (sólo el 54% sólo en inglés).

Es fácil imaginar, por lo tanto, que las posibilidades son aún más limitadas si se observan actividades como la compra en línea de la mercancía del museo (posible sólo en el 6% de los casos) o hacer donaciones y participar en campañas de financiación masiva.

Pero no renuncian a los medios sociales y reseñas

Entre los servicios digitales más populares utilizados por los museos italianos, el segundo lugar parece ser las redes sociales. Según la encuesta del Observatorio de la Innovación Digital, el 52% de los museos italianos tienen al menos una cuenta social.

Sin embargo, el porcentaje se reduce al 13% si consideramos los temas presentes en las tres plataformas principales (Facebook, Twitter, Instagram, ed., etc.). Además, el 10% de los museos que aún no tienen un sitio web oficial parecen haber comenzado su avance digital con Facebook.

Para la misma sorpresa, el estudio en cuestión muestra cómo, a pesar de su naturaleza visual y potencialmente más adecuada para la experiencia museística, Instagram no parece ser el favorito social de los museos: sólo el 15% tiene una cuenta.

Pero, ¿qué hacen los museos sociales italianos? En la mayoría de los casos, proporcionan a los visitantes información técnica (horarios, taquillas, aperturas e iniciativas especiales, etc.). Sin embargo, el contenido más exitoso, que demuestra la necesidad de una estrategia clara en este ámbito también.