Rate this post

Neuromarketing: ejemplos prácticos de aplicación a la comunicación y al diseño

 ¿Qué técnicas y herramientas de neuromarketing se pueden utilizar para optimizar la comunicación publicitaria? ¿Y cómo pueden contribuir a mejorar el diseño y el embalaje de los productos?

Gesa Lischka presenta algunos ejemplos de aplicación del conocimiento del neuromarketing a la comunicación y al diseño

Gesa Lischka fue una de las ponentes internacionales presentes en 2016 durante el evento, el director general y cofundador de Kochstrasse, una agencia de marketing alemana, presentó ejemplos del éxito de la empresa en el campo del neuromarketing, centrándose en la aplicación de técnicas neurocientíficas al diseño y la comunicación.

En el curso del discurso, el orador recordó que, en lo que se refiere a las intenciones de compra y al comportamiento del consumidor, los resultados de los experimentos neurocientíficos pueden ser muy diferentes de lo que se espera y a menudo revelan sorpresas muy interesantes sobre las motivaciones inconscientes de los individuos. El experto comenzó con una breve y amena introducción sobre su vida y obra, comparando las reacciones del público cuando se presenta como cristiano con las que tiene al presentar a alguien al neuromercadeo.

En ambas situaciones la gente parece inicialmente muy desconfiada, mostrando cierta renuencia con respecto al discurso que ellos creen que puede surgir de estos dos argumentos. Sin embargo, el CEO encontró una clara similitud entre el cristianismo y el neuromercadeo porque, en ambos casos,”lo que predicamos debe ser puesto en práctica”. Esto es precisamente lo que Gesa intenta hacer dentro de su agencia, donde pone en práctica el lema de que “cualquier conocimiento es inútil si no se aplica a la práctica”.

El acceso al inconsciente del consumidor es ciertamente necesario ciertos conocimientos y una base teórica; el ponente explicó a este respecto que la situación ideal sería poner en marcha un proceso consistente en una secuencia de fases, a partir de la que se parte de lo siguiente. En este primer paso, se trataría de identificar conocimientos y estudios neurocientíficos que pudieran ser útiles para resolver problemas como la optimización de un producto, embalaje o marca. En una etapa posterior, deben identificarse las razones implícitas que llevarían a los consumidores a comprar un producto de esa marca y que a menudo van más allá de la calidad o las características esenciales. Por lo tanto, en esta fase puede haber varias sorpresas porque los resultados no siempre coinciden con las previsiones.

Una vez que se han identificado todos estos elementos esenciales, a menudo es necesario modificar toda la estrategia de comunicación adoptada anteriormente, implementando una fase de alineación estratégica. Una vez recopilados todos los datos necesarios, se procede al proceso de diseño y, por lo tanto, a la creación de la campaña o embalaje. La quinta y última fase del proceso sería entonces la de verificación del diseño, a través de técnicas neurocientíficas que permitirían probar la reacción de los individuos a los cambios realizados. Para más información Cuando el envase hace el producto: la importancia del envase de los alimentos La importancia del envase en las estrategias de marketing Pasando al aspecto práctico, en cambio, la primera herramienta de neuromarketing a la que se ha referido el ponente es el cebado. Este último consiste en un efecto psicológico por el cual la exposición a un determinado estímulo afecta la percepción o respuesta a estímulos posteriores. De las diapositivas presentadas por Gesa Lischka en su discurso en Certainly 2016 For