Rate this post

Es un término compuesto de dos palabras en inglés y que sale de unir la primera sílaba de estas, que son Finance y Technology, y que une a todas las empresa de servicios financieros que utilizan la última tecnología existente para ofrecer sus productos y servicios financieros. Es un nuevo concepto de negocios que ha revolucionado el mercado financiero a escala mundial,  por definir aquellos servicios financieros que implementan la tecnología,  para facilitar la vida del cliente y mejorar la experiencia del usuario, como son créditos online, cambios de divisas a través de la red, pagos online, banca digital, entre otros.

Estas empresas han demostrado que existe otra forma de gestionar el dinero de los clientes, de una manera más veloz, cómoda y transparente. Ofrece soluciones rápidas con menos recursos y empleando menos dinero. Una de las primeras vías de éxito para quienes decidan emprender su negocio en el “fintech”  es desarrollar servicios que compitan con las entidades financieras tradicionales, pero que a la vez puedan vender más tarde, además, esta nueva tecnología también está disponible para las empresas que son clientes de las compañías financieras y podrán ver las oportunidades de negocio para su propia gestión. Tanto las grandes bancas como las pequeñas, tienen oportunidades en los servicios creados por estas empresas,  que una fuerte relación laboral con la tecnología, y que quieran añadir a su carpeta de servicios.

¿Por que son atractivas las fintech?

Para las pequeñas y medianas empresas (PYME), ha sido y sigue siendo un obstáculo el acceso al financiamiento, ya que un gran porcentaje de bancos las consideran con muy poca importancia a la hora de estrategias para su negocio, reconociendo que su cartera no tiene productos financieros adecuados. Además los empresarios enfrentan muchas dificultades cuando necesitan realizar sus operaciones cotidianas, como enviar un cheque a sus proveedores o solicitar un crédito. Las empresas que utilizan software para ofrecer servicios financieros, conocidas como FinTech, dan respuesta a estos retos ofreciendo soluciones innovadoras,  resultando atractivas principalmente para personas jóvenes, ya que la mayoría de ellas están vinculadas a tecnologías relacionadas con dispositivos móviles, y generalmente, no hay necesidad de ir a una sucursal para llevar a cabo algún trámite; por lo que son innovadoras y flexibles al público.

Adicionalmente se mencionan otras razones por las que representan una oportunidad para las instituciones financieras y PYME:

  • Facilitan el financiamiento para las PYME, creando plataformas de microfinanciación colectiva, lo que actualmente es una alternativa de financiamiento viable para estas empresas. Existen empresas que se ponen en contacto directo con las PYME, brindándoles posibilidades de crecimiento y fuentes de financiamiento, aprovechando la tecnología digital para ofrecer préstamos más flexibles que los bancos tradicionales,  y con unas tasas de rendimiento bastante atractivas, lo que representa una amenaza para los bancos.
  • Impulsan el crecimiento del sector bancario,    hay más teléfonos celulares que personas con cuentas bancarias, según datos del Banco Mundial, y más de 300 millones de personas conectadas a internet, lo que ha provocado un crecimiento general de las nuevas tecnologías, abriendo el camino para el comercio electrónico. Esto hace posible que las PYME crezcan y aumenten su productividad y poder ser utilizados las 24 horas, por ofrecer una tecnología digital financiera más eficiente y accesible.
  • Generan datos útiles sobre sus clientes,    las FinTech han desempeñado un papel fundamental en el desarrollo de métodos nuevos y rentables para que los bancos determinen el riesgo de sus operaciones de crédito. Estos métodos harán posible que los bancos ofrezcan crédito a PYME con poco o ningún historial crediticio al recurrir a otros criterios que hacen posible evaluar si serán un buen pagador o no. Además, permiten acceder a fuentes de información distintas de las empleadas por los bancos tradicionales.
  • Ofrecen liquidez con más efectividad y eficiencia,   por medio del factoraje en línea y otros servicios que ofrecen formas más eficientes y flexibles de mantener el flujo de efectivo, permitiendo cobrar de manera digital y más rápido.

Las empresas de tecnología financiera es una fuerza motriz para el desarrollo de la empresa bancaria, bien sea como proveedoras de servicios o como intermediarias entre los bancos y los clientes, lo que hace necesario crear espacios de diálogo y promoción de estas nuevas tendencias, para que los sectores públicos y privados colaboren para mejorar la inclusión financiera.

Desventajas de invertir en la FinTech

  • Una de las tantas tareas que realizan las fintech es realizar préstamos utilizando recursos de otras personas con el objetivo de obtener un interés, esto es beneficioso para la fintech ya que obtiene recursos para financiar rápidamente, pero es un riesgo para quienes prestan el dinero, ya que se corre el riesgo de no recuperarlo. Esto sucede en el caso de los crowfunding, que se apalancan de financiamiento colectivo y en muchos casos las fintech solo se comprometen a dar seguimiento al financiamiento.

Los crowdfunding y su funcionamiento

  1. Se publica un proyecto en la plataforma que indica la cantidad de dinero que se necesita para poner en marcha determinado proyecto, presentando un plan de recompensa, que se ofrecerá a cada persona que aporte dinero.
  2. El creador del proyecto tiene un plazo limitado para recaudar los fondos.
  3. Si se llega al 100% de los solicitado, es cuando se cobra el dinero al que se han comprometido y se hace la transferencia al creador del proyecto y así ponerlo en marcha y entregar la recompensa.
  4. Si no se recibe el 100% de la financiación solicitada, el dinero recaudado es devuelto,  a menos que el creador del proyecto haya apostado por el modelo de crowdfunding que se llama “todo cuenta”, lo que le permitirá recibir la suma que se ha logrado recaudar.

El financiar un proyecto mediante crowdfunding, va más allá del dinero recaudado. En el caso de emprendedores que quieren lanzar sus negocios,  puede ser fundamental la opinión de los co-financiadores que se mide en la disposición a aportar para la implementación de la idea. Si se logra recaudar el 100% del dinero es una buena señal de aceptación del producto o servicio en el mercado, pero si esto no llegara a suceder significar que hay que darle una vuelta más a la idea.

Los co-financiadores, que son aquellos que apoyan el proyecto, aparte de recibir sus buenas recompensas como agradecimiento por la colaboración prestada, tendrán la satisfacción de haber aportado en algo realmente grande e importante.