Rate this post

Transformar las desventajas en oportunidades: para que los pequeños eShops puedan ganar la competencia, pero se necesita una buena estrategia de SEO para el comercio electrónico.

La vida de los pequeños y medianos minoristas en línea no es fácil, en un escenario dominado por los grandes gigantes del comercio electrónico como Amazon o eBay. La venta en línea, para las pequeñas y medianas empresas, es a veces una lucha desigual que recuerda el choque entre el gigante Goliat y David.

El pequeño comercio electrónico no goza ciertamente de plena autoridad: tiene un número limitado de enlaces entrantes, a pesar de los grandes nombres; probablemente tienen un alcance reducido, porque no son plataformas anómalas en las que se puede encontrar de todo y casi con toda seguridad, además no son capaces de practicar políticas de precios baratos porque tienen que incurrir en costes más altos en términos de logística y compras.

Sin embargo,  los minoristas deben ser capaces de convertir una situación claramente desfavorecida en oportunidad. Esta visión no puede separarse de un sólido plan estratégico de SEO para el comercio electrónico. Para más información sobre:”SEO para eCommerce” SEO para eCommerce: 10 consejos para aumentar el tráfico online.

ALGUNAS ESTRATEGIAS SEO PARA ECOMMERCE

Planificar una estrategia de SEO para eCommerce significa sacar a la luz los factores que aligeran la competitividad de una tienda online, incluso con respecto a los grandes jugadores. Hay varias herramientas y técnicas de SEO para reevaluar la singularidad de un comercio electrónico, destacar su fiabilidad y autoridad y proporcionar valor añadido a los clientes potenciales.

Perfeccionar la optimización de las copias, probar nuevas formas de aumentar la visibilidad de las promociones e incentivos, trabajar en imágenes que hagan un producto más atractivo o en general implementar el look&feel de la marca, ofrecer contenido de calidad -primero y ante todo descripciones únicas y originales para cada producto- que aumenten la autoridad de la empresa y aumenten los enlaces entrantes: hay muchas técnicas y estrategias para mejorar las ventas en línea y es virtualmente imposible identificar un camino único.

Sin embargo, hay que reconocer que la EEE es un canal de marketing lucrativo para las empresas de todos los tamaños, ya que tiene un impacto directo en el momento concreto del tiempo en que un cliente potencial lleva a cabo una investigación sobre un producto determinado y se encuentra en una fase madura del ciclo de ventas y del proceso de compra.

La indexación de su sitio para los motores de búsqueda significa controlar un canal estratégico en el que el tráfico de usuarios se convierte directamente en ROI. Es por estas consideraciones que las marcas y empresas necesitan contar con profesionales experimentados que puedan brindar un servicio de consultoría en profundidad en términos de optimización para buscadores.

El proceso de compra online se complica por diversos factores y circunstancias estrechamente relacionados con los hábitos de navegación de los usuarios. Hay una literatura próspera sobre el tema, que reúne sugerencias y mejores prácticas para poner en práctica una estrategia de SEO eficaz para el comercio electrónico.

En general, comienza un análisis cuidadoso de las palabras clave que se deben indexar para obtener un punto de referencia exhaustivo de las palabras clave utilizadas por los competidores; la elección de términos que describan un producto -empezando por nombrar- también reviste una importancia estratégica. El objetivo es generar una amplia gama de textos lo más parecida posible al vocabulario del usuario medio y por este motivo escalar los SERPs de Google.

¿Cuál es el error más común?

Otro punto crucial es el contenido: muchas tiendas virtuales caen en el error de centrarse exclusivamente en la indexación del contenido de las páginas descriptivas de los productos incluidos en su comercio electrónico. De hecho, es una buena práctica crear una gama mucho más amplia de textos relevantes y autoritativos que aporten valor añadido a los usuarios, fomenten el intercambio de opiniones generadas por los usuarios, aumenten el tráfico web y, sobre todo, afecten a la autoridad de la marca.