Rate this post

Los sitios web e-commerce son sin duda una ventaja en el impulso de la presencia en línea de las empresas. Sin embargo, deben ser desarrollados de acuerdo con algunas reglas y best pratices. Cada vez más empresas, sobre todo locales, apuestan por el desarrollo de sitios web de e-commerce, ya que son una excelente forma de satisfacer las necesidades de los clientes, que cada vez más optan por hacer sus compras a través de Internet.

A pesar de la importancia de las redes sociales como Facebook, que impulsan la divulgación del sitio web e-commerce, el éxito de este producto depende principalmente de su funcionamiento y de las técnicas usadas en su desarrollo. La verdad es que lo importante en los sitios web e-commerce es que estos sean de fácil navegación y mantengan a los consumidores interesados ​​y enfocados en su objetivo principal: la compra.

Las páginas de checkout y la forma en que se organizan son el foco principal para mejorar la experiencia de usuario de los sitios web de comercio electrónico. En los sitios web de e-commerce es de la extremadamente importante que los clientes se mantengan en el embudo de navegación para terminar en el último paso del checkout, o sea en la compra.

7 elementos para aumentar la eficacia de las páginas de checkout en los sitios web de comercio electrónico

1) Integración de call-a-action La integración de call-to-action debe facilitar la comprensión del comprador frente al paso siguiente. Es decir, deberá indicarle cómo elegir el tipo de pago, o proceder realmente a la compra. Así, el CTA (call-to-action) deberá encaminar a los consumidores directamente al botón que contiene la próxima acción y en el último paso del checkout deberá destacar la ubicación a hacer clic para finalizar el proceso de compra.

2) Barra de progreso Los usuarios, sobre todo del medio en línea, no se sienten cómodos con sitios web que requieran muchos pasos para llegar a su objetivo, dejando a menudo de utilizar el propio sitio web. De esta forma, es importante que todo el proceso de compra sea explicado a los consumidores, que al tener noción de todos los pasos no sentirán necesidad de dejar el proceso a medio. Cuantos más pasos existan más grande es la probabilidad de que una compra no se efectúe pues los usuarios pueden perderse.

3) Miniaturas de los productos a comprar En la página de checkout los consumidores deberán tener acceso a las miniaturas de los productos que seleccionaron para comprar en forma de lista. Así se evitan situaciones desagradables de consumidores insatisfechos con el proceso de compra del sitio web y que desisten a mitad del recorrido de venta.

4) Editar elementos La verdad es que el botón “volver atrás” no es fructífero para ningún sitio web, sin embargo es necesario que los consumidores tengan la posibilidad de seleccionar nuevos productos, aunque ya haya llegado a la página de checkout del sitio web.

5) Volver al botón de compras La intención de los sitios web de comercio electrónico es que sus usuarios finalizan el proceso, así que los botones de atrás no son los más indicados. Sin embargo, al llegar a la página de checkout si el usuario desea revisar de nuevo sus compras, o comprobar la existencia de los productos seleccionados, se les dará la posibilidad de hacer clic en un botón específico para volver a la página de los productos.

6) Sugerencias de cross-selling Sugerir productos a los consumidores antes de ser efectuado el pago de los productos seleccionados puede ser una plusvalía, ya que podrá influenciar su decisión y así aumentar su deseo por determinado producto. En este caso, la relevancia es la clave de las sugerencias de cross-selling, ya que deben satisfacer las necesidades de los consumidores durante todo su proceso de compra.

7) Sugerencia de upselling Aunque en la gama de productos no existan productos similares a los elegidos por los consumidores, es importante que se presenten otras opciones. De esta forma, los consumidores conocer más sobre la empresa pudiendo incluso interesarse en otros productos para compras futuras.